¿Papillas de súper, o caseras?…

Ser mamá de papilla de súper, no es signo de ser una madre desnaturalizada como nuestras abuelas nos lo han hecho saber. Muchas veces el tiempo no está a nuestro favor y nos resulta prácticamente imposible preparar tres o cuatro papillas al día, y es en estos momentos donde súper mamá millennial saca de la alacena una papilla preparada y lista para comerse.

Nutricionalmente hablando, preparar papillas caseras a tu bebé te ofrece la garantía de que sabes exactamente qué ingredientes se han utilizado y en qué proporción. Por otra parte, puedes economizar bastante dinero ya que con pocos vegetales puedes hacer muchas porciones que puedes congelar para más adelante.

Papillas de Súper

Antes de comprarlas debes fijarte en:

  • Que no contenga azúcar ni edulcorantes
  • Tenga un alto contenido calórico (significa que tiene más alimentos como materia prima y menos agua o rellenos)
  • Que no tenga conservadores
  • Que el contenido de sodio sea bajo.

Desde mi punto de vista, alimentar a tu bebe de forma natural y casera siempre será lo más recomendable para el buen crecimiento y desarrollo del pequeño, si utilizamos como alimento diario la papilla de súper, notarás que todo marcha bien y que aparentemente no existe nada dañino en ellas. El verdadero problema viene más adelante, las alergias, asma, rinitis, y problemas intestinales causados por el consumo diario de soja, gluten etc.

Sabemos que la mayoría de los alimentos que consumimos contienen soja o gluten, esto no es nada bueno para nuestro cuerpo, ahora imaginemos que nuestros bebes consumen a diario estos ingredientes, definitivamente no resulta nada provechoso ingerirlos desde tan corta edad, es posible que para los 8 o 10 años presenten algún tipo de alergia.

Existe mucha información del tema, algunos están en contra del consumo de papilla de súper y otros dicen que es 100% saludable, el debate parece no tener fin, esforzarte para preparar comida casera todos los días, ¿Valdrá la pena si las de súper mercado son igual de buenas y aportan los mismos nutrientes? La pregunta continua sin una respuesta certera, lo que sí te puedo decir, es que lo mejor para tu hijo siempre será lo que tú consideres que es lo mejor para él.

Recomendar el uso de papillas de súper, para casos especiales, y las caseras como alimento diario, es lo más sensato desde mi punto de vista.

Si voy a viajar y no tendré acceso a la cocina durante varios días, es ahí donde podrás apoyarte en las papillas de súper.

Si voy a salir a cenar, o iré a algún evento social, me organizo para tener la papilla lista y empacada en la pañalera.

Papilla Casera

Lo que yo hago para facilitar mi día, es preparar desayuno, comida y cena para dos días, los fines de semana cocino más variedad y mayor cantidad, las separo en toppers pequeños, escribo su contenido en cada uno y los congelo. Esto me ha resultado muy práctico, económico y rico para mi bebe, pues las papillas de súper no son del todo de su agrado.

 

¿Tu que recomiendas? Papilla de súper o casera… Comparte tus experiencias y tips con nosotras.

 

Paulina Martínez

 

 

 

 

 

 

Leave Your Reply