¿Niñera o guardería?

Las generaciones han cambiado, la crianza y estilo de vida son muy distintos a los ortodoxos que solían llevar nuestras abuelas. La millennial mom difícilmente puede darse el lujo de quedarse en casa cuidando del nuevo bebe, quien tiene las posibilidades de hacerlo termina con los nervios un poco desequilibrados y la neurosis a todo lo que da.

Recordemos que antes de ser madres somos mujeres, estar en casa cuidando del bebe no debe ser motivo de frustración; en la medida en la que tú te encuentres feliz y realizada, la crianza de tu pequeño será mucho más satisfactoria.

Hoy en día muchas mujeres pueden trabajar desde su casa, el freelance es el trabajo del momento según Freelancer.com, la cantidad de mujeres que trabajan de manera independiente creció un 30% en el último año, cada vez son más las mujeres que deciden quedarse en casa y de esta manera no descuidan la casa, los hijos y el trabajo.

Desde que nació mi primer hijo me busque mi propio trabajo desde casa, a mi siempre me ha funcionado por que he logrado mantener equilibrada la balanza en cuanto a ganar dinero, sentirme productiva y realizada en las cosas que me gusta hacer, atender a mis hijos, la casa y al marido… Obviamente no es la opción más sencilla, al trabajar desde casa es mucho más cansado que si salieras a cubrir una jornada laboral de 8 hrs, el trabajo de casa nunca termina, cuando creíste terminar de limpiar de pronto el bebe tira el jugo en el sillón y el perro decide que hacer pipí en la alfombra es buena idea. Trabajar desde casa es agotador cuando eres madre de familia, sin duda el buscar ayuda es una solución que no esta a discusión, pero, ¿Qué es mejor para mi hijo, una guardería, o una niñera?

Beneficios de las Guarderías o estancias infantiles

 

Cuidados profesionales

En teoría, las personas que trabajan en guarderías o estancias infantiles están capacitadas y debidamente formadas para ello. El personal dispone de distintas técnicas y materiales para estimular a los pequeños en su crecimiento

Ámbito social

Los bebés de los 0 a los 3 años aprenden por imitación, convivir con sus iguales es muy positivo para el desarrollo de social e incluso para la formación de hábitos.

Desarrollan sentimiento de pertenencia, al estar dentro de un grupo les aporta confianza y seguridad, comienzan a entender que existen las reglas y la importancia de cumplirlas.

Independencia

En las guarderías las profesoras tiene que atender a varios niños a la vez, ante esta situación, el lugar se convierte en una jungla y solo sobrevive el más fuerte, es decir, el bebé debe aprender a defenderse cuando le quitan su juguete, a pedir algo, a resolver pequeños problemas por sí mismo, a entender que ya no existe él solo.

Área emocional

En la guardería se generan nuevos lazos afectivos, aprenderá a expresar mejor sus emociones y se irá conformando su personalidad. Además, la guardería se convertirá en un sitio más en el que también se sienta a gusto. Aprenderá a ser más autónomo y eso repercutirá positivamente en su autoestima.

Desarrollo cognitivo

Según Jean Piaget, importante psicólogo del desarrollo infantil del siglo XX, de 0 a 3 años los niños aprenden fundamentalmente a través de sus sentidos y su actividad. La guardería participa en gran medida en este aprendizaje, el juego detona la creatividad del bebé, lo que le va a permitir crear, inventar, innovar y generar ideas alternativas ante situaciones concretas o dar respuestas para solucionar problemas.

Beneficios de tener una niñera en casa

Se adapta a tus horario

Una niñera se adaptará a tus horarios, puedes modificar el horario cuantas veces lo necesites, si tienes una cena puedes ocupar el horario nocturno. No importa a que hora necesites de la niñera, ella estará ahí para ti.

Ambiente familiar
Cuando el bebe es cuidado en el hogar por una niñera, el bebe se encuentra en un ambiente familiar, puede comer y dormir por demanda y no siguiendo un horario estricto. Jugar con sus juguetes, dormir en su cama he incluso ver a mamá o papá si es que están en casa realizando otras actividades.

Bebe saludable

En guarderías siempre están expuestos a gérmenes, en el caso del cuidado en casa no será así. Tu hijo estará protegido ante cualquier enfermedad que pueda ser contagiada por otro pequeño, esto no quiere decir que no creará defensas, todos los niños tarde o temprano tienen que enfermarse de gripe, viruela, etc., pero desde mi punto de vista es mejor retrasarlo lo más posible. Las defensas las obtendrá de la leche materna y una buena alimentación, no de la convivencia con otros pequeños.

Continuar con la rutina

La rutina del bebe no se ve afectada cuando es cuidado por una niñera, ella se adaptará a lo que la madre le indique, los horarios de comida, la hora de la siesta y todo lo que hasta hoy es importante continuar reforzando para una mejor estructura del pequeño, ya que los horarios establecidos ayudan a reforzar la seguridad de los bebes.

Atención personalizada

Estará 100% disponible para tu hijo, existen estudios que indican que el niño necesita a la madre para conseguir una buena auto estima y confianza en sí mismo hasta los dos años, una niñera puede continuar apoyando este trabajo que has realizado sin desestructurar al pequeño y recibiendo cuidado, atención y amor, si no con la misma intensidad, si lo más parecido posible al de una madre.

Estas son algunas ventajas que encuentro de ambas opciones, ¿Cuál es la mejor? La que se adapte más a tu estilo de vida, necesidades y prioridades. Ahora ya tienes un punto de referencia para elegir la que más te convenga.

 

Paulina Martínez

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave Your Reply