La madre perfecta no existe

 

 

Así es, lamento decirte esto pero es la verdad, no importa que tanto empeño pongas en criar a tus hijos, y mantener la familia perfecta. Las madres perfectas no existen sencillamente porque no existen seres humanos perfectos, lo único que logramos al intentar serlo es una gran frustración al darnos cuenta que mantener la perfección es simplemente imposible.

Todas tenemos la conciencia de que ninguna puede ser perfecta, pero ninguna lo acepta, constantemente fantaseamos con el hecho de lograr ser esa madre que toda madre envidiaría, esa mujer que siempre luce en forma, impecable y a la moda, la de la casa limpia y sin desorden, la del marido perfecto y los hijos adorables y bien portados. Con esto no quiero decir que las que están muy cerca de serlo estén mal, tampoco pretendo minimizar su esfuerzo, pero que tanto es saludable y que tanto de esta perfección es causada por la presión social.

Las mujeres somos las primeras en señalar y descalificar a otra mujer

Increíble pero cierto, las mismas madres somos las que adoptamos la postura inquisidora frente a otra, esta guerra de madres perfectas pareciera ser un problema del género femenino, el hecho de ser madres no nos da ningún derecho a criticar la crianza o estilo de vida de otra madre que lo único que hace es tratar de hacer las cosas bien y a su manera.

Madres imperfectas que luchan por no perder su identidad como mujeres, por seguir creciendo profesionalmente y desmitificar la maternidad…”

No todas las mujeres son madres lactantes, no todas colechan, no todas tienen el tiempo para jugar con sus hijos y recurren al ipad o celulares para entretenerlos con videos mientras logran trabajar un poco, no todas cocinan y no todas tienen la estamina para cuidar a sus hijos 24 hrs sin dormir ni descansar lo suficiente. ¿Qué pasa si una madre decide no incluir a sus hijos en sus planes? ¿Qué ocurre si queremos estudiar una maestría, hacer un viaje con amigas, o simplemente tomar clases de pintura? Qué es lo que piensan otras mujeres de estos planes individualistas?

Hace unos días hablaba con mi madre por teléfono y le platicaba de lo emocionada que me encontraba porque había decidido inscribirme al colegio de gastronomía y a clases de arte los viernes por la tarde. Su contestación no fue lo que yo esperaba, lo primero que me pregunto fue, ¿y los niños?, ¿ Quien los va a cuidar? No creo que sea lo más conveniente si tienes una bebe de 18 meses, ahora tienes que pensar en ella y no tienes el tiempo de darte el lujo de estudiar. Así sea tu madre, tu tía, tu abuela o alguien muy importante para ti no debes dejar que sus ideas te afecten o te hagan pensar que estás haciendo algo mal en tu papel de madre si tú sabes lo mucho que haces por dar lo mejor de ti.

Pareciera que en estos días de apertura y actualidad seguimos sin poder expresar abiertamente nuestras intenciones de hacer cosas individuales, ¿Gritar nuestro cansancio y frustración frente a otras mujeres?  Jamás, pensarían que soy mala madre…

Unos días atrás publique en mis redes sociales que me encontraba completamente agotada de cuidar a la bebe todo el día y toda la noche, les pedía a otras madres que me dieran algún consejo para lograr que mi bebe durmiera de corrido toda la noche por que no pensaba regalarle a mi hija una hora más de mi sueño.

Lo que se lee puede ser interpretado de diversas formas, una tercera parte de ellas me respondió insultantemente, “ No tengas más hijos”  “mala madre” etc, ¿Por qué?, juzgar desde lejos es muy fácil y creo que en este tipo de foros deberíamos sentirnos como en casa, con la plena libertad de expresar lo que nos ocurre,  al ser madres todas vivimos y pasamos por lo mismo en diferentes formas.

Pero, ¿Qué significa entonces ser madre?

Una madre pare, alimenta, protege, educa, cría, acompaña, consuela, aconseja, guía y enseña, pero sobre todo, una madre ama por sobre todas las cosas a sus hijos, se los demuestra todos los días y nunca los lastimaría. Eso en pocas palabras es ser madre, ¿En qué momento se modificó el significado? Ahora pareciera que hemos vuelto veinte años atrás y estamos viviendo la antítesis de una madre. Ser madre significa destruir tus sueños, frustraciones personales, perfección absoluta, pérdida de identidad… De ninguna manera, una millennial mom se supera, cría a sus hijos mientras estudia y trabaja, se cansa, llora, se equivoca y siempre busca la mejor manera de enseñarles el mundo sin perder de vista su individualidad como mujer.

“No existen buenas y malas madres, existen madres que intentan dar lo mejor de sí para sus hijos”

 

5 puntos que una madre no puede olvidar

 

  1. Comprende que todas cometemos errores

Esto no significa que seamos negligentes, sino que simplemente somos humanos, y trataremos de corregir las cosas en las que nos equivocamos, siempre con humildad y perdón hacia nosotras mismas.

  1. Confía en ti misma

Confía en tus valores y las capacidades que has desarrollado. Ten la certeza de que a pesar de que ser madre es algo nuevo para ti, podrás resolver las situaciones a las que te enfrentes, siempre de una manera exitosa.

  1. Evita compararte

Ya sea con la vecina, tu madre, tu hermana o con alguna figura pública, no califiques tus esfuerzos en función de lo que hace alguien más. Las redes sociales están llenas de imágenes de madres perfectas, que han bajado de peso en seguida luego de dar a luz, que no tienen problemas de crianza y que están siempre sonrientes. Claro, ¡porque no son reales!, son una pantalla que siempre esconde algún conflicto.

  1. No te exijas más de lo que puedes

Nadie nació sabiendo, así que permítete llorar o sentir furia. Deja que cada cosa siga su curso dando lo mejor de ti pero sin querer la perfección, sin pretender que las cosas se resuelvan instantáneamente o tener la respuesta para todo. La idea es poder relajarse en medio de las tormentas, dar un respiro y brindar lo mejor de ti, cosa que no lograrás si estás midiéndote o juzgándote a cada momento. Hacerlo terminará anulándote a ti misma, así que mejor reconoce todo lo que hasta ahora has logrado.

  1. No olvides tu individualidad

Una mujer plena, realizada emocional y laboralmente siempre será una madre mucha más paciente para enfrentar cualquier situación complicada que se presente. No olvides la parte social, el platicar con amigas es terapéutico y altamente necesario, muchos estudios indican que las personas generamos una gran cantidad de endorfinas y oxitocinas cuando frecuentamos a nuestras amistades.

Paulina Martínez

Leave Your Reply