Como recuperar la figura después del parto

Y ahora, ¿Cómo regreso mi cuerpo a la normalidad?

Mientras estamos embarazadas no nos preocupamos por las calorías que ingerimos, mientras la bascula indique que has subido de peso, todo marcha bien.

En ambos embarazos subí 14 kilos, la pequeña diferencia entre un embarazo y otro era la edad. Con mi primer hijo tenia 19 años, después de un mes y medio todo fue regresando a su lugar y para nada parecía que había tenido un hijo. Catorce años después llega mi segundo embarazo, y es ahora a mis 33 que las cosas no son como a los 19.

Paso un mes, dos meses, tres, cuatro, cinco, seis meses, y yo no bajaba ni un gramo, de hecho estaba subiendo de apoco. Mirarme al espejo ya empezaba a ser un poco incomodo pues jamás había tenido problemas con brazos y cara, normalmente cuando subo de peso es en cadera y panza pero jamás en la parte de arriba, decidí visitar a una nutrióloga pues a pesar de continuar lactando a mi hija creía que ya era momento de hacer algo por mi.

Ya en el consultorio le comente a la nutrióloga todo lo que comía durante y después del embarazo así como mis hábitos y multivitamínicos que tome mientras estaba embarazada. Ella me comento que era normal subir tanto de peso pues estuve tomando una gran cantidad de vitaminas y al nacer mi bebe suspendimos todos los multivitamínicos y en ese momento tu cuerpo entra como en estado de shock y es cuando empieza a subir de más, digamos que se desequilibró.

Durante todo el embarazo estuve muy vitaminada pues desafortunadamente no tuve la suerte de tener un embarazo tranquilo como con mi primer hijo. Vómitos, nauseas, mareo, depresión, contracciones prematuras, dengue y una serie de eventos que me mantenían en cama, sin hambre y cuando comía inmediatamente mi cuerpo la rechazaba. Evidentemente mi caso requería una tripe dosis de multivitamínicos que hicieron que mi cuerpo no se regenerará tan fácilmente.

Honestamente creí que bajar 10 kilos sería imposible, no tenia mucha disposición, estaba pasando por una depresión pos parto y amamantar me producía un hambre voraz, de cualquier forma acepte llevar al pie de la letra la dieta y recomendaciones que la nutrióloga me dio.

Básicamente tomo dos litros de agua al día y estoy corriendo una hora durante cinco días a la semana y trato de caminar lo más posible en mi rutina diaria, gracias a esto y a la dieta, he logrado bajar 7 kilos en dos meses

Dieta de 2,000 Calorías al día

  • En ayunas tomar medio vaso de agua con vinagre de manzana y una cucharada de bicarbonato ( esto ayudará para alcalinizar tu cuerpo)
  • Jugo verde para el desayuno

Espinaca, piña, pepino, media manzana verde, una cucharada de linaza y agua

  • Para almorzar un pan integral con aguacate y queso panela acompañado de un huevo duro
  • Para la comida, un medallón de pechuga de pollo asado, ensalada de lechuga con espinaca, kale, arándanos, limón y sal

También se puede elegir en vez de ensalada un plato de frijoles o sopa de verduras o pescado empapelado en lugar del pollo

  • Para la cena, ensalada de lechuga, espinaca, kale, queso panela, arándanos, alfalfa, sal y limón

También se puede elegir para la cena un plato de cereal all bran o un plato de papaya

Colaciones

*A las 12 del día 5 almendras y un plato de pepinos con limón y sal o jícama

A las 6 de la tarde 5 almendras y un plato de betabel rayado con sal y limón

Los primeros cinco días me costo muchísimo seguir la dieta pues se me antojaba todo, después de comer quería un postre, el pan, las pastas y todo lo prohibido era lo que más se me antojaba, después de esos días y con mi mente enfocada en hacer ejercicio, hidratándome y siguiendo todo al pie de la letra la ansiedad desapareció por arte de magia, es como si mi cuerpo se hubiera desintoxicado de tanta azúcar y carbohidratos que le había dado.

Espero que mi dieta pueda servirte, o por lo menos inspirarte a dar ese primer paso que siempre es tan difícil. Recuerda que el cuerpo tardo nueve meses en transformarse para dar espacio al desarrollo del bebe, así que no pretendamos que en tres meses volvamos a estar como al principio del embarazo. Todo requiere de tiempo, dedicación y constancia, mucha constancia.

 

Paulina Martínez

 

 

 

 

Leave Your Reply